sábado, 18 de agosto de 2012

FANAL

La intención es oculta
como la dirección
del trazo de mi pluma.

Oculta porque estas letras
no serán nada tras la muerte
e incógnita es el ocaso tras ella.

No sé si oculta
o si se oculta
entre ese haz de luz
solo contemplado
por el omnipotente ojo piramidal,
alegoría de lo supremo,
exégesis de nuestro vacío.

No sé si tinta
o pócima de cianuro,
materia móvil en forma líquida
perverso óbolo creado
para rubricar mi caída
ante la barca de Caronte.

No sé si poesía o vida,
no sé si poesía o muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada